Reflejos

Por muy fuerte que sea la corriente el reflejo permanece fiel, anclado, empeñado en confundirse con su referente. 

Con la calma de las aguas, la magia del sueño cumplido. 

Mañana las turbulencias volverán a deshacer el ensueño. Y sin embargo, eso ya no importa. Porque unidos por la frontera donde dos mundos se encuentran, la imagen y su reflejo, siguen en el infinito deseo de confundirse. 
¿La imagen no es tan sólo un reflejo? 

Anuncios