Mi mapa con Igor

Hace más de una década que salíamos a bailar al Maloka después de cerrar la Vinícola. En el triángulo Antón Martín, La Latina y Lavapiés pasábamos días y noches atrapados en una juventud que sentíamos eterna. Igor dormía en el salón de la casa que compartía con Hugo. Cuánto ha llovido y cuánta sequía!!

Hace también unos pocos años ya esperaba a Igor en el aeropuerto de Fortaleza. Había llegado de madrugada y él se quedó dormido. La mamá Verónica consiguió que viniera con las sábanas pegadas a la cara. Eso sí, con su gran sonrisa imborrable y sus ojos brillantes de amistad.

beso Igor

Ahora es otro país el que nos reúne. Otra ciudad y otro idioma. Ampliamos nuestro mapa añadiendo trazos y caminos juntos. Igor me rescata de la soledad estética de París para zambullirme en ritmos latinos, rodeada de español@s, portugueses, brasileñ@s y Loraine, su bella mujer francesa.

Entre parques y bares de la Sorbonne, rodeados de estudiantes deseosos de verano, hablamos en Francés, Portugués y Español. Yo llego a casa hecha un lío haciendo frases internacionales, rumiando mi propio Esperanto. Y contenta, tan contenta con este reencuetro improvisado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s