Salvavidas

Esta gran ciudad con tanta lluvia y tantos días nublados se hace muy difícil. Se hace muy dura. Muy negra.

Me salvan mis botas de agua rojas que iliminan el asfalto y se sumergen en los charcos.

Mi paraguas de Klimt que me convierte la luz gris en un suave solecito anaranjado.

Mi libro de turno que me cuenta historias de otros lugares.

Mi i-pod, rojo también, con mi nombre detrás, para recordarme siempre quien soy.

Gracias, regalos de vida. Pequeñas cosas para meter en mi maleta.

Mi cámara ya no me salva, porque me la robaron…

Besos flotantes.Esta gran ciudad con tanta lluvia y tantos días nublados se hace muy difícil. Se hace muy dura. Muy negra.

Me salvan mis botas de agua rojas que iliminan el asfalto y se sumergen en los charcos.

Mi paraguas de Klimt que me convierte la luz gris en un suave solecito anaranjado.

Mi libro de turno que me cuenta historias de otros lugares.

Mi i-pod, rojo también, con mi nombre detrás, para recordarme siempre quien soy.

Gracias, regalos de vida. Pequeñas cosas para meter en mi maleta.

Mi cámara ya no me salva, porque me la robaron…

Besos flotantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s