Colores descoloridos.

Érase una vez una Pasión grande y hermosa. Una Pasión viva de colores, canciones y frutas. Se creía eterna ella, fuerte, invencible…

Pero llegó el tiempo con su polvo y sus inviernos. Llegó… O tal vez no llegó nada y eso fue lo que pasó… Nada. La Nada es la lejía de las pasiones, les lava el color…

Y después, ese lienzo empapado en lejía, blanco, se secó. Y brillante, al sol, estaba listo para volver a embadurnarse con colores vivos.

Hasta la próxima lejía…

Besos manchados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s