Se me cayó encima el otoño.

Se me olvida en qué día vivo. Se me olvida el mes.

Mayo, estamos en Mayo, mes de las flores, de los días que se estiran, de las noches vibrantes.

A las puertas de Junio, que trae consigo el verano inminente de piscinas abiertas, de chanclas y vestidos de colores, de mares…

Y sin embargo…

Duermo mucho, me cuesta levantarme.

Camino con pasos lentos y pesados.

Siento melancolía. Tengo ganas de comer castañas, de encender chimeneas. Necesito el olor de la leña apilada. Y mis ojos antes verdes se van volviendo amarillos…

Me atrapó el otoño.

Besos ocres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s