Acordes húmedos.

Ensayo abierto a público. Compañeros, amigos, gente de teatro vienen a verlo.

Antes de que entren a vernos nuestras directoras nos ponen una musiquita para calentar. Flamenco.

¡Uff! Se me estremece el cuerpo.

Cierro los ojos y… ¡Cádiz! Se me inunda la mente de sus callecitas, del carnaval, de las playas… ¡Flash! Granada, el olor de la Sierra, la luz de los días fríos y soleados. ¡Buuum! Málaga, compañeros, familia, espetos… ¡Zas! ¡Madrid! Mi Madrid… El de los míos, los que veo a menudo, los que apenas veo. ¡Paris! Un mundo de ciudades y campos, de esquinas y miradas se me echa encima. Sigue sonando, ahora una copla…

Abro los ojos que se me han llenado de lágrimas. Caen por mis mejillas. “Sauce, anda, estira un poquito mirando a la pared que no es plan de empezar a los llantos”. Una mezcla de pena, vergüenza y soledad se me engancha en la garganta.

¡Ay! Fuerza y al toro. Pa’lante, niña, pa’lante. Que esta obra merece derramar lágrimas. Tiene que ser grande esto que estoy haciendo para que no me suba a un avión con o sin maletas antes de que llegue mi cumpleaños.

Besos de tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s