Ñam, ñam…

Cuando los argentinos se indignan porque les digo que su comida es originaria de Europa, me da la risa. Vale, vaaaleee, que ya sé que acá es mucho más buena y se ha cambiado y mejorado y lo que queráis, pero a mi muzarella, calzone, provolone, zucchini, pizza, ravioli etc y etc y etc me suenan a Italiano, qué queréis que os diga…

Pero no, nooooo, no viene de allí. “O-ri-gi-na-ri-a, digo”. A ver si es que los que iban a venir aquí inventaron la gastronomía allá para que al llegar estuviera más pulida la técnica. Los pasados futuros argentinos se adelantaron a las generaciones venideras siendo argentinos (y no europeos) antes que la propia Argentina existiera. ¡Toma ya! ¡No veas si son grandes! Y vivos…

Y además, la pizza está buenísima. Confieso que me metí una “a la piedra” entre pecho y espalda y estaba tan rica que me mimeticé con la capa láctea fundida y caliente. Me la trajeron a casa (sin cargos, como bien publicitan) y tardé en digerirla las dos clases venideras de la tarde con sus calentamientos de Yoga Ashtanga correspondientes.

Y es que hago entre dos y tres veces al día yoguita. Porque está de moda y aquí en clase de danza se calienta con Ashtanga, en clase de Máscara Balinesa se calienta con Ashtanga, que bueno, por ahí todavía paso… Pero en clase de Clown, Ashtanga, ¿y de Melodrama?, Ashtanga, claro. ¡Hasta el tanga del ashtanga! Y yo el suelo lo sigo viendo lejos, muy lejos. O mis piernas muy largas, que también puede ser.

Besos glotones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s